Características para un buen rendimiento de las semillas autoflorecientes

semillas autoflorecientes

Las semillas autoflorecientes  de http://eurogrow.es son esas semillas que por sus particularidades  florecen en unas pocas semanas, llegando a estar listas a las cuatro semanas.

Existen un tipo de semillas autoflorecientes que se deben dejar al sol durante unas horas y justo después de la cosecha. Las semillas de esta especie por lo general son plantas llamadas Indica o Sativa que han sido cruzadas con Ruderalis.

Este suele ser un tipo de cánnabis que suele desarrollarse en lugares en los que el verano es extremadamente corto.

Sin embargo, posee varias horas de luz durante el día, es decir de 22 a 24  horas por día. En cuando a las Ruderalis, estas florecen de manera automática en un tiempo muy corto.

La particularidad del tipo de Semillas de marihuana autoflorecientes es que su florecimiento es de forma abrupta, muy rápida, de ahí su nombre.

No obstante, el gen de autofloración únicamente se da en el género de cannabis ruderalis, donde frecuentemente su procedencia es de Rusia o de Canadá, cuyos niveles de THC son muy bajos.

semillas de marihuana autoflorecientesCaracterísticas de las semillas de marihuana autoflorecientes

En lo que respecta a la autofloración de las semillas de marihuana en los últimos tiempos, la industria ha aprovechado al cien por ciento este tipo de rasgos característicos de las semillas autoflorecientes.

La floración que ocurre de forma automática en esta diversidad de semillas es propicia para hacer cruces con plantas cuyo nivel de THC es bastante elevado, lo que hará que se consiga de forma inmediata la floración de las mismas.

Por lo tanto, los niveles de psicoactividad serán mucho más elevados y paralelamente, se incrementaran las producciones que en la pluralidad original que son además bastante  bajas.

Un detalle importante es que la autoflorecencia de las semillas no depende en lo absoluto del conocido fotoperiodo o de la respuesta al ciclo de luz de día o de noche, sino más bien a que empiezan a florecer después de germinar en unas dos o tres  semanas más tarde.

Para el cultivo de semillas autoflorecientes, las mismas pueden cultivarse en todo el año, es decir indistintamente la época.

Si bien es cierto que para mejorar el rendimiento te recomendamos que la siembra sea desde comienzos del mes de marzo hasta máximo finales de agosto, también es cierto que las plantas para la cosecha transcurren desde 50 a los 60 días.

Por lo tanto, lo mejor es efectuar en el año unos 4 cultivos, pero claro, todo dependerá de  la latitud en donde te encuentres ubicado.

Lo que corresponde a la diversidad de plantas o semillas autoflorecientes, estas no son posible sin realizar antes algún tipo de injertos, pues de forma automática pasan a florecer mucho antes de que hayan echado raíz de una manera apropiada.

La floración en esta clase de semillas también ocurre mucho antes de que haya conseguido un crecimiento necesario, para que la planta se mantenga.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*