Deja de fumar y mejora tu vida, por tu salud

dejar de fumar

Solo se necesita contar con la información necesaria y tener una fuerte voluntad que te ayude a mantenerte sin fumar definitivamente, con el tiempo veras que fue la mejor decisión de tu vida.

Como dejar de fumar

  • Decide dejar de fumar

Para dejar de fumar, debes saber que la nicotina es una sustancia muy adictiva, tu cuerpo cada vez te pedirá su consuma con mayor fuerza, de modo que se necesita de una voluntad férrea para dejar de fumar.

Trata de establecer motivos de mucho peso que te hagan convencerte totalmente de la necesidad de dejar de fumar, de lo contrario habrás recaído en el problema antes de haber tratado de salir de él.

  • Maneja los síntomas de la abstinencia

La abstinencia es una de las etapas más difíciles para todos los fumadores.

El síndrome de la abstinencia produce dos tipos de síntomas; físicos y mentales. Los físicos se caracterizan por ganas de volver a fumar, en cuanto a los mentales se pueden traducir en mal humor o ansiedad descontrolada.

Estos síntomas no suelen desaparecer fácilmente del organismo, en ocasiones es cuestión de meses y algunas personas no pueden estar cerca de otros fumadores porque les dan ganas de retomar el vicio.

Ante este problema, lo que puedes hacer es comenzar algún tipo de tratamiento médico que controle los síntomas de la abstinencia. También puedes combatir la ansiedad de fumar con comida, aunque siempre cuidando todo lo que comes, no querrás cambiar los cigarrillos por la obesidad.

  • Corta los lazos con los cigarrillos

corta los lazos con el tabacoMuchas personas no se dan cuenta, pero poco a poco van formando lazos con el vicio. Algunas personas utilizan los cigarrillos como un medio de desahogo, un confidente mediante el cual pueden olvidar sus problemas.

Por lo tanto, cada vez que se sientan estresados o tristes, recurrirán nuevamente a fumar para sentirse mejor. Es crucial que una persona corte esos lazos con los si en realidad desea dejar de fumar y no recaer en corto tiempo.

  • Mantén tu tiempo ocupado

Muchas personas tienden a fumar cigarrillos cuando no tienen nada mejor que hacer.

En ese caso, debes ocupar tu tiempo lo más que puedas. Además, si te enfocas en hacer actividades en donde no se te permita fumar, obtendrás un gran mecanismo de control que hará que dejes de fumar sin que te des cuenta. Trata de hacer actividades físicas para que tu cuerpo obtenga otro medio de relajación sano y eficaz.

  • Aléjate de los fumadores hasta que hayas superado la adicción

La tentación puede ser una cruel tortura, así que es recomendable que te alejes de personas fumadoras mientras estas dejando de fumar.

Además, de nada nos sirve dejar de ser fumadores activos para ser fumadores pasivos. También hay que resaltar que el simple hecho de ver humo u olerlo hará que los síntomas de la abstinencia salgan a flote con mucha fuerza, haciéndonos fumar nuevamente contra nuestra voluntad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*