Qué beneficios tiene un préstamo promotor

De la misma forma que existen préstamos con garantía hipotecaria destinados a personas físicas, existen igualmente préstamos con garantía hipotecaria dirigidos a personas jurídicas, sin embargo, en este último caso se les suele denominar préstamo promotor.

En este sentido, aquellas personas físicas las cuales se enfocan en realizar actividades de promoción inmobiliaria y requieren financiación, suelen ser quienes solicitan esta clase de préstamos con el fin de conseguir el dinero que precisan para poder cubrir sus necesidades de forma simple y efectiva.

Ahora bien, considerando que no todos conocen en qué consisten este tipo de créditos, a continuación estaremos explicando que qué son, cuáles son sus características y los beneficios que tiene un préstamo promotor, además de los requisitos para poder obtenerlo.

¿Cuáles son los beneficios que tienen los préstamos promotor?

Mature couple with real-estate agent visiting new house

Dentro de los principales beneficios que tiene un préstamo promotor, es posible destacar que se presentan como una alternativa cuyo producto de financiación se ajusta por completo a las necesidades particulares que presenta cada proyecto de promoción inmobiliaria, a fin de lograr su fin.

Asimismo, otros de sus beneficios suelen ser los siguientes:

  • Ofrecen la posibilidad de realizar con facilidad la gestión a lo largo de la etapa de promoción, y también durante la etapa de subrogación.
  • Permite que los promotores puedan disponer de periodos de carencia a lo largo de la etapa de construcción, de manera que únicamente deberán hacerse cargo del pago de los intereses producidos de la cantidad de dinero concedida en el préstamo, y consisten justamente en esos periodos los cuales tendrían que aprovechar con el propósito de comercializar los inmuebles en mayor medida.
  • Los inmuebles construidos a través de un préstamo promotor suelen ser ofrecidos junto a una clase de financiación que resulta beneficioso para los compradores finales, promoviendo así la subrogación al mismo tiempo que se simplifica considerablemente todo el proceso.
  • Con el fin de apoyar la promoción inmobiliaria, por lo general las entidades financieras suelen proporcionar servicios o productos complementarios, incluyendo por ejemplo asesoramiento técnico, seguros e incluso también plataformas de comercialización.

Teniendo en cuenta los beneficios que ofrecen los préstamos promotor, se puede decir que al ser una persona jurídica y considerar la posibilidad de llevar a cabo actividades de promoción inmobiliaria, esta clase de créditos suelen presentarse como la alternativa más acertada a la cual recurrir, debido a que tienen la capacidad de adaptarse por completo a las necesidades de financiación que pueda presentar cada solicitante y el proyecto que desee realizar.

¿En qué consiste un préstamo promotor?

Un préstamo promotor se trata de una clase de financiación que como su nombre  indica, se encuentra especialmente destinada a promotores inmobiliarios que precisan de algo de dinero para poder comenzar y/o terminar alguna promoción inmobiliaria, para poder garantizar el cumplimiento de los plazos de construcción establecidos.

Es apropiado mencionar que este tipo de préstamos podría abarcar no solo la adquisición de algún terreno o inmueble, sino también la financiación de un determinado anteproyecto de promoción inmobiliaria.

Asimismo, dependiendo de la fase en la que se encuentre el proyecto a financiar, es posible segmentar este crédito en diversos subpréstamos.

Además, cabe señalar que existen dos diferentes fuentes a través de las cuales poder conseguir un préstamo promotor, una se trata de la financiación bancaria y la otra consiste en la financiación privada.

¿Qué características posee un préstamo promotor?

Al hablar sobre los préstamos promotor resulta esencial señalar que al momento de establecer la cantidad del importe máximo del crédito, por lo general se suele usar como criterio el valor de tasación de ese proyecto que se pretende llevar a cabo, colocando la hipótesis de que el mismo logre concretarse.

Por lo general, las entidades financieras suelen ofrecer préstamos cuyo importe es de aproximadamente el 70-80% del valor de tasación que pueda tener el proyecto una vez que la obra sea terminada; siendo un 70% cuando se trata de locales, oficinas y plazas de garaje, mientras que el 80% suele ser para viviendas.

Cabe decir también que la aprobación de un préstamo promotor podría variar de acuerdo a la entidad financiera que lo otorgue, aunque por lo general sus características suelen ajustarse con facilidad a la naturaleza de cada empresa, razón por la cual se puede conseguir financiación tanto para construcción como para venta.

Después que las entidades bancarias conceden esta clase de préstamos, existe la posibilidad de que ofrezcan un lapso de carencia también, que podría rondar entre 2-3 años, antes de empezar a amortizar el crédito, cuando termine la obra y comience la etapa de venta de los locales, viviendas y/o garajes.

Asimismo hay que decir que al ser un préstamo hipotecario, el interés de estos créditos está referenciado a cualquiera de los índices oficiales establecidos en el mercado hipotecario, de modo que resulta común que se establezca alguna clase de interés durante la etapa de construcción y una clase distinta para la etapa de subrogación, es decir, cuando los compradores finales acaban vinculados al inmueble mediante la entidad financiera.

Ahora bien, a fin de lograr que todo el proceso de solicitud y concesión de un préstamo promotor resulte incluso más simple, rápido y seguro, lo más aconsejable suele ser asegurarse de buscar alguna empresa o entidad financiera que pueda ofrecer siempre el asesoramiento necesario, la cual ofrezca la posibilidad de conseguir el financiamiento requerido de forma rápida, de acuerdo a las necesidades que se presenten.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*