Claves para un claim efectivo

crear un claim efectivo

En una estrategia de marketing, el branding es un elemento de mucha importancia, dado que permite diseñar la identidad de marca. Uno de los conceptos que se utilizan dentro del branding es el claim, lo cual es un mensaje o frase que transmite los valores y cualidades de tu marca.

Características de un claim efectivo

El claim es una frase que se usa en la publicidad de servicios o productos, con el objetivo de generar interés y emociones en los consumidores. Gracias a esto, puedes transmitir un mensaje determinado, o reforzar la imagen de tu marca.

La finalidad del claim es quedarse en la memoria de los consumidores, dado que la repetición de una frase de forma frecuente, activa la memoria a corto plazo de las personas.

Entre las principales características que debe contener un claim efectivo, se encuentra la durabilidad limitada. El claim lo utilizarás de forma temporal, con el objetivo de reforzar una campaña publicitaria.

También es importante que el claim sea fiel a la identidad y valores de tu marca, no únicamente a las cualidades de los productos o servicios que quieres promocionar.

Otra característica fundamental del claim es la convivencia, es decir, convivir en armonía con el eslogan de tu marca. Un claim no tiene que ser opuesto al eslogan ni hacer referencia a otros eslóganes, para evitar confusiones en los consumidores.

La extensión del claim tiene que ser breve y preciso para garantizar su efectividad, de esta manera logras que sea más memorable que resuene más en la mente de los consumidores.

Por último, debes identificar los productos o servicios, enfocándote en los beneficios que ofrece a las necesidades de los usuarios, permitiendo que la oferta sea más clara.

Con esto puedes diferenciarte más de la competencia y crear un mayor impacto en la memoria de los consumidores.

¿Cómo elegir el mejor claim para tu marca?

Una vez que conozcas las características de un buen claim para tu marca, lo siguiente es seguir diferentes claves que garantizan el mayor éxito de la campaña.

Lo principal es la creatividad en el claim, buscando siempre la originalidad para que sea diferente a lo visto en el mercado. No puedes usar los claims de otras marcas, dado que transmites sus valores y no los de tu empresa.

Tampoco puedes usar claims diferentes en cada campaña publicitaria, de lo contrario se convertirá en un eslogan.

El claim tiene que ser llamativo y pegadizo para que sea fácil de memorizar por los consumidores.

Por este motivo, tiene que ser corto y diferente, dado que resulta más sencillo de recordar por la audiencia. También debes pensar en el público objetivo al que diriges los productos o servicios.

Los clientes son diferentes en cuanto a gustos y preferencias, por eso debes analizar y segmentar el público para crear un claim efectivo que se relacione con él y capte mejor su atención.

Antes de liberar el claim para la campaña publicitaria, realiza una prueba previa de compresión. El pre-test es una herramienta útil para perfeccionar el claim final, asegurándote de que cubra el mensaje que quieres transmitir.

Cuando enseñes el claim al grupo seleccionado, realiza diversas preguntas relacionadas a la compresión para obtener un mayor feedback.

Consejos para crear un buen claim

Un buen consejo para que el claim sea efectivo, es crear un texto abordando un deseo o dolor de los consumidores.

El claim debe servir para demostrar que tu marca ofrece una solución a las necesidades de los clientes, sean buenas o malas, para que se sientan identificados y empaticen con la frase.

La brevedad es esencial en el claim publicitario, cuando eres conciso en el mensaje, captarás la atención con mayor eficiencia, dado que tienes pocos segundos para hacerlo.

Además, con un claim breve evitas cualquier tipo de mensaje confuso que no permitan generar la respuesta positiva que buscas de los consumidores.

También se recomienda contextualizar el mensaje, comprendiendo el contexto sociocultural de la campaña publicitaria o de tu marca, para determinar cómo dirigir el claim al público objetivo.

Con esto tienes acceso a más recursos para que el mensaje sea fácil de comprender por los consumidores.

¿Qué tipos de claim existen?

El claim dentro del marketing se puede agrupar en tres tipos principales, dependiendo de los beneficios que ofrezca al consumidor y del objetivo comercial que quieres alcanzar.

El claim de controlador de categoría de producto, es el más básico de todos, dado que detalla el por qué los consumidores necesitan el producto. La finalidad del claim es educar y tranquilizar al público objetivo.

También está el claim de diferenciación de categoría, útil cuando tu negocio es líder en el mercado, o quieres abrirte paso, gracias a que ayuda a diferenciarte de la competencia al ofrecer un motivo por el cual elegir tu marca.

Por último, está el claim de afirmaciones contextuales, enfocado en profundizar en el cómo, cuándo y dónde.

Es un claim más oportuno que aprovecha el “hype” en temporadas o eventos en diferentes países, y para distintos tipos de buyer personas.

Al conocer las características y las claves para crear un claim efectivo, tienes la oportunidad de aprovechar al máximo esta herramienta de branding a la hora de reforzar la imagen de tu marca ante el público objetivo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*